VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Utiliza esta mascarilla de miel con aspirina y dile adiós a las arrugas

Utiliza esta mascarilla de miel con aspirina y dile adiós a las arrugas

La combinación perfecta para devolverle la juventud a tu piel

04/04/2019 | Autor: Dayana Alvino
Comparte en:

Combatir las arrugas puede que sea uno de los más grandes retos de belleza al que nos enfrentemos. Para eliminar esas marcas que aparecen con los años, utilizamos cremas y productos especiales, pero casi nunca usamos mascarillas que incluyan ingredientes naturales.

Como ya te hemos contado en Veintitantos, muchos ingredientes naturales pueden ayudarnos a mejorar el aspecto de nuestra piel y cabello. Por ello, si queremos eliminar las arrugas de nuestro rostro, lo mejor es que utilicemos miel.

Gracias a que la miel es un humectante natural, ayuda a la piel a retener la humedad necesaria para mantenerse hidratada y brillante (lo cual también es ideal para eliminar líneas finas y arrugas).

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de ChristaFaithFit (@mrscollins5.4) el

 

 

 

Aunque podemos usar solo la miel para combatir las arrugas, lo mejor es combinarla con otros ingredientes poderosos como las aspirinas. Ya que estas cuentan con un compuesto activo, conocido como beta-hidroxiácido, estimulan la eliminación de las células muertas y previenen las líneas de expresión prematuras.

Entonces, ¿cómo combinar la miel y las aspirinas en una mascarilla antiarrugas?

Ingredientes

- 5 aspirinas

- ½ cucharada de miel pura de abeja

- 1 cucharada de yogur natural

Preparación

En un recipiente pequeño, tritura las aspirinas hasta obtener un polvo. Agrega la miel y el yogur y revuelve perfectamente hasta que obtengas una pasta.

Aplicación

Paso 1. Lava perfectamente bien tu rostro

Paso 2. Sumerge una toalla pequeña en agua caliente, exprímela y colócala con cuidado sobre tu rostro. Esto ayudará a que se abran tus poros. Retírala después de 5 minutos.

Paso 3. Toma un poco de la mascarilla en tus dedos y extiéndela sobre tu rostro. Déjala reposar durante 30 minutos.

Paso 4. Retira la mascarilla con agua tibia mientras haces movimientos circulares con tus dedos.

Paso 5. Aplícate un poco de tu crema hidratante favorita.

Puedes utilizar esta mascarilla de miel con aspirina una o dos veces por semana. Preferentemente en la noche. Después de un par de meses, verás resultados sensacionales.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas