VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Artículos de bebé que no son indispensables cuando vas a ser mamá

Puedes ahorra mucho si evitas comprar algunas cosas para tu peque, ¡checa las alternativas!

Artículos de bebé que no son indispensables cuando vas a ser mamá
Shutterstock
06/02/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Cuando vas a ser mamá te vuelves un poco compradora compulsiva, ¡y es normal! A veces nos gana la emoción y queremos comprar todo lo que vemos, pero no es necesario. Existen algunos artículos para bebé que no son del todo indispensables, pues hay alternativas con las que puedes ahorrar mucho.

Las mamás millennial nos distinguimos por tener una perspectiva de la maternidad muy diferente a la de nuestras madres y abuelas.

Nuestra generación le da prioridad a la lactancia materna, el porteo, el colecho, la crianza con apego y el ‘baby led weaning’ (una técnica para que los bebés coman alimentos enteros y no en papilla).

Gracias a esto muchas cosas que creíamos indispensables ya no lo son. De hecho, te puedes ahorrar mucho dinero si te sumas al nuevo estilo de maternidad.

Checa la lista de lo que puedes evitar comprar para tu peque:

1. Carriola

Lo de hoy es el porteo, es decir, cargar al bebé pegado a tu cuerpo la mayor parte del tiempo. Las expertas aseguran que esto fortalece la unión de mamá y bebé, y le da seguridad a los niños.

Puedes prescindir de la carriola si optas por llevar a tu bebé en un rebozo, fular o cargador ergonómico. Además, estos son mucho menos estorbosos que una carriola, puedes entrar a todas partes y tienes las manos libres, ¡maravilloso!

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Ergobaby (@ergobaby) el

 

 

 

2. Esterilizador y calentador de biberones

Claro que el esterilizador puede facilitarte mucho la vida, de eso no hay duda. Pero si no tienes mucho presupuesto o espacio en tu cocina, puedes esterilizar los biberones en una olla con agua hirviendo, como lo han hecho las mamás desde siempre.

Por otro lado, el calentador de mamilas tampoco es tan necesario. Muchas mamás se quejan de que éste tarda más en calentarse que lo que les tomaría calentar agua y meter el biberón a baño María.

3. Biberones

El movimiento en favor de la leche materna y la lactancia exclusiva está más fuerte que nunca. La idea es alimentar al bebé solo con el seno materno durante los primeros seis meses de vida, sin biberones. Después, el bebé empieza a comer otros alimentos que complementan la leche materna y se recomienda pasar del pecho directo al vaso.

Por supuesto, la lactancia puede fallar, y aunque puedes evitar comprar un arsenal de mamilas, sí conviene tener un par a la mano por si acaso. Mejor invierte en un buen extractor de leche.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Claire Rothstein Photographer (@clairerothstein) el

 

 

 

4. Chupones

El chupón es un medio para tranquilizar al bebé y evitar que llore. Sin embargo, muchas mamás y especialistas están en contra de su uso. Algunos señalan que solo sirve para la comodidad de los padres y que evita que los bebés expresen sus necesidades (hambre, sueño, necesidad de compañía, etc.).

Según dentistas, el uso de chupón puede afectar el proceso de dentición y deformar los primeros dientes del bebé. Además, cualquier mamá sabe lo difícil que es quitarle a los niños el hábito cuando crecen.

5. Pañales desechables

Actualmente tenemos la opción de usar pañales de tela ecológicos, que ayudan al medio ambiente y a nuestra cartera. Estos pañales de tela se colocan tal como los desechables, con la diferencia de que se lavan después de usarse. Un solo pañal te dura desde que tu bebé es recién nacido hasta que aprende a ir al baño. ¡Haz cuentas!

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Ecopipo pañales de tela (@ecopipooficial) el

 

 

 

6. Cuna

Cuando se trata de dormir al bebé, muchas mamás millennial prefieren el colecho. De acuerdo a especialistas en crianza con apego, lo mejor es que los bebés duerman junto a su mamá.

Esto no solo ayuda a que el bebé se sienta seguro, también representa un descanso para la mamá. En vez de levantarse a alimentar o consolar al bebé, puede solo tomarlo en sus brazos y atender sus necesidades.

Si la mamá teme hacerle daño al bebé estando dormida, puede usar una cuna de colecho, que es como una extensión de la cama. Ésta separa un poco a la mamá del bebé pero al mismo tiempo lo deja junto a ella.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Chicco España (@chicco_spain) el

 

 

Mira también: Cosas molestas que hacía tu madre y tú también harás con tus hijos

Aunque puedes prescindir de todos estos artículos, recuerda que cada mamá y cada hijo son diferentes. Para algunas el porteo no es opción, tienen problemas para lactar o prefieren que su bebé duerma aparte. Y está bien.

Solo tú sabes cuál será tu estilo de maternar, pues quizá lo que le funciona a unas mamás a ti no, y jamás sentirte mal por eso.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Comparte en:

Notas relacionadas